¿Cuándo nació Madero?


Por la redacción de Madero Informa.

La historia siempre se renueva. Esto, que parecería una paradoja, no es sino el fruto de nuevas interpretaciones que los estudiosos realizan sobre los hechos del pasado. Y es también, lo que la vuelve atrayente.

Pero nunca debe olvidarse que “estas historias” se asientan en datos concretos, ocurridos en un tiempo y espacio, y que deben ser certeros e incuestionables. Pueden varias las interpretaciones, pero no los hechos en sí.

Lamentablemente la Historia Argentina se encuentra plagada de datos erróneos y esto obedece a que se toman viejas investigaciones y, tal si fuesen medios de comunicación incuestionables, se reiteran y replican sus falacias una y otra vez, hasta que la reiteración continua los terminan convirtiendo en “ciertos”, instalándose como verdades que no son tales. Y es así como desde los libros de célebres historiadores hasta los manuales escolares y desde wikipedia hasta libros de autores de dudosa reputación, presentan una y otra vez los mismos errores, las mismas equivocaciones, los mismos yerros. Y es que lamentablemente, salvo honrosas excepciones, la Historia Argentina atraviesa un momento donde “paga más” el escribir que el investigar, el replicar que el recurrir a las fuentes.

Para ejemplificar lo dicho, tomaremos el caso de aquel personaje de la historia al que debe su nombre Ciudad Madero: Francisco Bernabé Madero.

No ahondaremos en esta ocasión demasiado en su biografía o en aquellos hechos que lo hicieron trascender la historia. Para presentarlo digamos, sencillamente, que Madero debe su denominación a la memoria de este hombre que llegó a ser Vicepresidente de la Argentina (secundando a Julio Argentino Roca en su primera presidencia) hombre de gran fortuna, ferviente antirosista, Presidente de la Sociedad Rural y que supo casarse con Marta, hija de Francisco Ramos Mejía, hombre que en la historia del acaparamiento de tierras en pocas manos que marcó a fuego el desarrollo de nuestra historia, supo tener una chacrita de pácticamente toda La Matanza. Marta, la esposa de Francisco, heredó, entre otros, el territorio de lo que hoy se conoce como Ciudad Madero, denominada así en nombre de su esposo.

Y aquí es necesario aclarar lo que comúnmente es un error, replicado muchas veces hasta por organismos oficiales que suelen denominarla “Villa Eduardo Madero”, cuando dicho Eduardo era en realidad sobrino de Francisco y que supo alcanzar renombre en una zona “más bacana” como lo es Puerto Madero, que sí debe su nombre a él. 

Yendo a nuestro hombre, su nombre completo era Francisco de Paula Fortunato Estanislado Manuel de la Concepción ¿Y el Bernabé se preguntará usted? Pues ese, era en realidad su apellido; Francisco tenía lo que llamamos un apellido compuesto: “Bernabé y Madero”, que acompañó a la familia desde el siglo XVII. Y fue el mismo Vicepresidente quien optó por no usarlo, firmando los documentos, generalmente, como Francisco B. Madero, utilizándolo en la práctica como segundo nombre. Si no hubiese sido por esa decisión de Francisco (si tú tienes la dicha de haber nacido por estos pagos) hoy día cuando alguien te preguntase de dónde eres, tu respuesta no sería “Soy de Madero” sino “Soy de Bernabé”.

Francisco era hijo de Juan Nepomuceno José de Bernabé y Madero, nacido en Potosí (actual Bolivia); villa a la cual el padre de éste se había dirigido desde España para dedicarse al lucrativo negocio de la plata. Juan José se instaló luego en Buenos Aires, administrando sus negocios y codeándose con lo más “chic” de la sociedad porteña como los Ramos Mejía, los Rivadavia y los Belgrano. Viajó luego a Europa, se casó en Cádiz con Maria del Carmen Viana y tuvieron 5 hijos (algunos en España y otros acá); el menor: Francisco.

¿Cuándo nació Francisco? Veamos que dicen diversos y renombrados estudiosos:

– “Francisco de Bernabé y Madero, nació en el año 1816, hijo de un noble español Don Nepomuceno José de Bernabé y Madero y de Doña María del Carmen de Viana”. (1)

– “Francisco Bernabé Madero, Hacendado y Político, Nació en Buenos Aires, el 12 de octubre de 1816” (2)

– “Francisco Bernabé Madero – Hacendado – Nació en Buenos Aires el año 1816” (3)

– “Francisco B. Madero, nació en Buenos Aires el 14 de octubre de 1816” (4)

– “MADERO, Francisco Bernabé, 14 octubre 1816” (5) 

– “n. en Bs. As. El 15-10-1815” (6)

Como vemos, hay discrepancias. La mayoría lo da por nacido en 1816. Los que ponen el mes, coinciden en que fue en octubre, aunque algunos aventuran el 12, otros el 14 y otros el día 15. Pero… ¿quién tiene la razón? Ninguno.

Recordemos que para esos años no existía algo así como un Registro Civil donde se asentaban los nacimientos de los niños. El único “organismo” que realizaba alguna inscripción era la Iglesia, en sus actas de bautismo, las que tienen la validez legal de lo que hoy equivaldría a una Partida de Nacimiento.

Pues bien, Francisco fue bautizado en la Iglesia de Nuestra Señora de la Merced el día 16 de octubre de 1815 y según consta allí, nació el día 14. Y como para que no queden dudas presentamos aquí, por primera vez, la Partida de Bautismo de quien fuera Vicepresidente de la Argentina y que dio su nombre a Ciudad Madero.

Transcripción:

En diez y Seis de Octubre de mil ochocs. quince con mi licencia: el Sor. Don Dm. Domingo Estanislao Belgrano Dignidad de Chantre de esta Santa Yg. Cathedral bautizó solemnemte. a un párvulo qe. nació antiyer; y se llamó Franco. de Paula Fortunato Estanislado Manuel de la Concepcion hijo legitimo de D. Juan de Bernave Madero natural de Potosi; y de D. Maria del Carmen Viana natural del Puerto de Santa Maria; fueron sus padrinos: el Sor. Alcalde de 2º Voto Dn. Franco. Belgrano; y D. Josefa Acevedo quienes quedaron advertidos de las obligs. q contrahian;  y por verdad lo firmo =

Dn. Julian Segdo. de Aguero 

Como vemos, fue bautizado el día 16, habiendo nacido “antiyer”

Como nota de color, digamos también que tanto el Sacerdote que lo bautiza (Domingo Estanislao Belgrano) como su padrino (Francisco Belgrano) eran hermanos del creador de la bandera Manuel Belgrano.

Va entonces, este humilde aporte a fin de contribuir a subsanar un pequeño error que arrastran los libros de Historia de los últimos 150 años.

REFERENCIAS

1) Viviana E. Mastrogiácomo: “La Empresa Ferrocarril del Sud, el Estado Nacional y los terratenientes” En: Manuel Torres Cano. Historias ferroviarias al sur del Salado. P.73  EUDEM (Universidad Nacional de Mar del Plata). 2008

2) Vicente Osvaldo Cutolo “Buenos Aires: historia de las calles y sus nombre” Tomo I Ed. Elche (1988) P.749

3) Enrique Udaondo: “Plazas y calles de Buenos Aires (1910) P.61

4) José María Rosa: “Historia Argentina” Tomo V Ed. Clasa (1981) P.836

5) Comisión de Estudios Constitucionales: “Materiales para la reforma constitucional” (1957) P.66

6) Fernando M. Madero: “El Marquesado de Haro” En: Instituto Argentino de Ciencias Genealógicas: “Genealogía” N.º 22 (1987) P.59

 

Advertisements

Author: de La Matanza

Noticias. Análisis. Investigación.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s