Vidal desplazó al jefe de la Policía en medio de otro escándalo de corrupción

10 de mayo de 2017

Por la redacción de El Día

El comisario general Pablo Bressi dejó de ser el jefe de la Policía bonaerense. Ayer, en consonancia con un nuevo caso de corrupción que impactó en el corazón de la fuerza, fue desplazado por la gobernadora María Eugenia Vidal.

En lo formal, Bressi pidió el pase a retiro y lo hizo a través de una carta que contiene términos elogiosos hacia la mandataria. Pero en rigor, se trató de una salida forzada. “Ya no tenía más crédito con María Eugenia”, le dijo a este diario una alta fuente oficial.

Ese crédito se terminó de esfumar cuando se conoció otro grave hecho de corrupción que conmovió a la Bonaerense: la aparición de cerca de 200 mil pesos en el despacho de un alto funcionario policial. Ahora, asumirá la conducción de la fuerza Rubén Fabián Perroni, quien ocupaba la virtual subjefatura de la Policía.

En el corazón del poder provincial se esforzaron por no maltratar a Bressi. Y se procuró mostrar que la salida del alto uniformado obedecía a razones “personales y particulares”, tal como el propio ahora ex jefe de la Policía escribió en su carta.

Ha hecho un buen trabajo que se va a profundizar, pero se necesitaba un cambio de cúpula para esta segunda etapa que estamos encarando”, dijeron cerca de Vidal.

La semana pasada, tal como informara este diario, el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, había ordenado el desplazamiento de varios comisarios, entre ellos el superintendente de la Región Capital, Fernando Grasso, salpicado por el escándalo de los sobres con dinero ilegal en la Departamental La Plata.

De esa purga había escapado Bressi, aunque ayer se precipitó su salida. “Estaba cansado, de su pase a retiro se venía hablando desde hace tiempo”, dijeron fuentes oficiales. Incluso sostenían que estaba afectado por una publicación que había auscultado en su vida privada.

En términos políticos, en el gobierno bonaerense buscan también despejar dudas en torno de que la salida del ex jefe de la Bonaerense tuviera relación con las graves denuncias en su contra que formulara el año pasado la diputada nacional Elisa Carrió. En ese entonces, Carrió lo vinculó con el narcotráfico, pero Vidal lo sostuvo a pesar de esos embates.

Bressi fue el primer jefe de Policía de Vidal y durante su gestión fueron desplazados cerca de 4.500 efectivos acusados de hechos de corrupción, entre otras imputaciones.

LA CARTA

Como se dijo, Bressi envió una carta a la Gobernadora en la que le pidió su “pase a retiro activo” de la Policía “acorde a haber alcanzado las exigencias establecidas en la reglamentación vigente, respondiendo esta decisión a motivos estrictamente personales y profesionales”.

Ingresé a esta institución siendo muy joven y tuve la oportunidad y conciencia para realizar mi carrera sirviendo con responsabilidad y honor, asumiendo los deberes y obligaciones de las funciones que se me encomendaron, entendiendo que cada cargo reviste el compromiso diario de la función”, sostuvo en la carta.

Además consignó que concluye una carrera “de más de 38 años iniciada en el querido Liceo Policial, dejando saldos positivos para la institución y teniendo la tranquilidad de haber desempeñado con compromiso y honradez la función policial”.

Los procesos de cambio están en marcha y no tengo dudas del éxito de su gestión para el bien de nuestra sociedad”, destacó.

Además, consideró que Vidal lo “honró y confió con el cargo de Superintendente General de la Policía siendo esta la más alta distinción a la que aspira todo efectivo de la Policía y es por eso que hoy le expreso mi agradecimiento”.

Bressi había sido designado jefe de la Policía en diciembre de 2015 y reemplazó en el cargo al ex comisario general Hugo Matzkin.

El pase a retiro es interpretado como una salida decorosa de la fuerza, aunque en rigor Bressi ya no tenía más crédito para seguir

Previo a conducir la fuerza, se había desempeñado como Superintendente de Investigaciones de Tráfico de Drogas Ilícitas bonaerense y durante años fue el “negociador” del Grupo Halcón.

Bressi había sido denunciado por la diputada de la Coalición Cívica, integrante del frente Cambiemos, Elisa Carrió por sus presuntos vínculos con el líder de una banda narco, Miguel Ángel “Mameluco” Villalba, que se encuentra detenido en el penal de Ezeiza.

Sin embargo, Vidal lo mantuvo en el cargo por entender que no había pruebas de esas acusaciones.

Ayer, en medio de otro escándalo de corrupción en la Policía, se conoció la carta de Bressi en la pide su retiro. Se trata de una salida “decorosa” de la fuerza, aunque en el fondo se haya tratado de una exigencia de Vidal para encarar una nueva etapa de reforma en la fuerza. Un nuevo capítulo en el que no había lugar para Bressi. Como dijo una alta fuente oficial, ya no tenía más “crédito” frente a la Gobernadora.

Seguimos en : Madero Informa

Advertisements

Author: de La Matanza

Noticias. Análisis. Investigación.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s