Crecen los grupos de trueque en La Matanza

Si bien habían resurgido el año pasado, las jornadas de intercambio son cada vez más concurridas. Una práctica que vuelve como alternativa en los barrios.

Advertisements

15 de mayo de 2017

Por la redacción de La Matanza Informa

La caída del poder adquisitivo y del poder de compra ante una inflación que no cede golpea con más fuerza a los sectores populares, quienes cada vez deben destinar una mayor parte de sus ingresos al abastecimiento de sus necesidades básicas y, sobre todo, de alimentos. Las propias cifras oficiales lo confirman: de acuerdo al Indec, mientras que en marzo la inflación general fue de 2,4 por ciento, las canastas de pobreza e indigencia subieron 3,05 por ciento. En La Matanza, basta caminar por algunos barrios para ser testigo de una de las caras de esa realidad: la proliferación de las experiencias de trueque que las familias, muchas veces, usan como estrategia para llegar a fin de mes.

Ya desde el año pasado, la zona céntrica de Laferrere se convirtió en el punto emblemático donde se ejecutan los trueques. La lógica es simple: los vecinos se van sumando a los distintos grupos de Facebook que se fueron creando; allí, postean los productos que pretenden cambiar y consensúan qué recibirán a cambio. Luego, acuerdan un día y horario para efectuar las transacciones, aunque generalmente se dan los lunes, miércoles y viernes desde las 14, cuando las cuadras linderas a la estación quedan repletas de personas que, cartel en mano para identificarse, intercambian ropa, alimentos y artículos de limpieza.

El crecimiento fue tal que, desde agosto pasado, cuando El1 Digital había relevado el fenómeno que resurgía por primera vez desde su auge, durante la crisis de 2001, el número de seguidores de los grupos se multiplicaron por varias veces. Por ejemplo, “Trueque sin dinero solo por alimentos Laferrere, Catán, Casanova” pasó de 1.800 a 22.000 miembros en nueve meses y, hoy, llega a tener más de mil publicaciones por día.

“El crecimiento de los últimos meses fue impresionante porque la gente en los barrios tiene cada vez más necesidades y es más fácil conseguir algo para cambiar que tener plata para ir a comprar. La comida está muy cara y para muchas mujeres que no trabajan es un modo de aportar algo para llenar la mesa”, contó a El1 Digital Magui Gómez, una de sus creadoras.

Para Sofía Martínez, una vecina de Isidro Casanova que, hace un año, tuvo que cerrar su propia panadería porque los números ya no cerraban, el trueque “es una gran ayuda”. “Tuve que cerrar mi local porque aumentaban los servicios y los precios de la mercadería pero la gente cada vez compraba menos porque, para muchos, una torta o una docena de facturas se convirtió en un lujo. Entonces con los cambios la voy piloteando. Es más, estoy viviendo de esto”, contó la mujer, que hace trueques tres veces por semana y, la mayoría de las veces, cambia comida o artículos de limpieza por los productos que cocina.

De hecho, la cantidad de intercambios que se hace por día es tan grande que algunos grupos se mudaron del lado norte de la estación de Laferrere, específicamente, a un área parquizada que linda con la estación. Otros puntos del Distrito donde se replican los trueques a cielo abierto son la estación Eva Duarte y sobre la avenida Da Vinci y Ruta 3, en la misma localidad, como así también la plaza principal de González Catán y la del barrio Oro Verde, en el kilómetro 38 de la Ruta 3. “Lo importante es darnos una mano en tiempos difíciles”, resumió Victoria Mayo, vecina de Laferrere.

Author: de La Matanza

Noticias. Análisis. Investigación.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s