Villa Insuperable: “Sheraton”. La historia del horror

Por la redacción de Madero Informa

Entre diciembre de 1976 y abril de 1978, parte de la subcomisaría de Villa Insuperable, ubicada en Quintana y Tapalqué, Lomas del Mirador, en el partido bonaerense de La Matanza, funcionó como un centro clandestino de detención a la orden del Primer Cuerpo del Ejército, uno de los amplios brazos de terror que cubrió al país durante la última dictadura cívico-militar. “Sheraton”, le decían a ese espacio de secuestro y tortura por el que pasaron víctimas del terrorismo de Estado como el guionista y escritor Héctor Germán Oesterheld (guionista de El Eternauta) y el sociólogo Roberto Carri, entre otros.

Muchos de los detenidos-desaparecidos provenían del centro clandestino “El Vesubio” y eran posteriormente derivados a distintos lugares de reclusión ilegal, encarcelados por años en unidades penitenciarias, asesinados o desaparecidos.

En 2013, el Juzgado Criminal y Correccional Federal N° 3 imputó a cinco militares –uno de ellos falleció- y dos policías bonaerenses por delitos de lesa humanidad cometidos en el “Sheraton” contra 17 víctimas.

En la actualidad la dependencia funciona oficialmente con otro nombre: Comisaría Distrital Noreste Segunda de la Policía de la Provincia de Buenos Aires. 

Advertisements

Hoy Laferrere cumple 106 años

4 de mayo de 2017

Por la redacción de Madero Informa

Laferrere fue fundada el 4 de mayo de 1911 por Pedro Luro, Honorio Luque y Gregorio de Laferrere. El pedido de estos señores era fundar un pueblo alrededor de la “Estación de FF.CC.” del “km 24,3” del Ferrocarril Buenos Aires. Dos años después ya se vendían 20 chalets construidos en los terrenos del pueblo, y Laferrere comienza un lento avance.

Seguimos en : http://www.maderoinforma.wordpress.com

La verdadera fundación de Tapiales

Por Martín Biaggini para la Junta de Estudios Históricos, Geográficos y Estadísticos del Partido de La Matanza

Se suele leer y escuchar que Tapiales fue fundado el 22 de enero de 1902. 

Basados en este criterio, llegaríamos a la conclusión de que Tapiales, cumplió 103 años en este año (este artículo data del 2005). Lejos está de la realidad esa edad, ya que la fecha instalada hasta ahora es una equivocación histórica reiterada. 

Según una publicación municipal de 1979 “Tapiales fue fundado el 22 de enero de 1902 (fundación que algunos atribuyen a don Agustín de Elia)”3. Según un impreso anual que ferrocarriles editaba, y que reunía una breve reseña de la historia de cada pueblo, la población de Tapiales fue “fundada por Agustín Elias el 22 de enero de 1902”4. En el impreso del ferrocarril que se suponemos sirve de fuente documental figura la fundación de Villa Madero datada en 1907 y es atribuida a Francisco Madero pero… Villa Madero fue fundada mucho tiempo antes (ya en 1905 se había fundado la escuela número 9) y el mismo fundador Francisco Madero ya había fallecido (muere en el siglo XIX.) 

Como vemos esta publicación, un mero informe comercial de los pueblos fundados a orillas del ferrocarril, mas allá de no poseer autor conocido ni fuente histórica que lo respalde, posee gran numero de errores históricos, ortográficos y nominales. No pude servir por sí sola de fuente fidedigna para establecer fechas fundacionales. 

¿Pero cuando se fundó Tapiales entonces? En 1905 Agustín de Elia (padre) vende sus tierras a la Inmobiliaria La Franco Argentina (propietaria también del ferrocarril) 5 . Esta empresa, lotea las tierras compradas y mediante una publicación en la revista “Caras y Caretas” de 1906, comienza a vender las fracciones. La venta de parcelas no tuvo mucho éxito, ya que se vendieron pocos lotes, los cuales fueron comprados por familias que querían invertir en tierras y no poblar o crear un nuevo pueblo (generalmente familias de clase media y alta que poseían su residencia en la Capital Federal). Es así como, según muestran fotos panorámicas de Tapiales, tomadas en 1906 y 1907, el pueblo no existía.

En 1908, y con la inauguración del servicio de pasajeros del ferrocarril, se realiza una nueva venta de lotes. 

Existen varias fotografías de 1908 (foto) tomadas desde la estación que muestran la zona de Tapiales que va desde las vías hasta la actual Avenida Boulogne Sur Mer por lo que hoy sería la calle Altolaguirre, y en la que queda claramente visible que en ese año todavía no existían edificaciones. Pero entonces… ¿Cuándo se fundó Tapiales. Con el loteo de 1908, y la inauguración para la circulación de transporte de pasajeros, el 23 de enero de 1908, el pueblo fue naciendo. Fueron las familias de ferroviarios quienes comenzaron a instalarse en la zona por el bajo costo de los terrenos, las facilidades de pago que la empresa ferroviaria les daba a sus empleados, y la fuente laboral cercana (en Tapiales se instala uno de los talleres de maquinas, vías y obras, mas importante de la red). 

Es así que Tapiales no tiene fecha de fundación cierta ni acta alguna que se conozca hasta la fecha. Solo se pueden analizar las distintas escrituras de venta que muestran como el pueblo se loteó a finales de 1905, se vendió en 1906, y comenzó a poblarse en 1908. Ya en 1910 poseía algunos pobladores, comercios y una comisión de fomento. 

Como son varias las teorías que subrayan los historiadores y geógrafos sobre el momento exacto en que un pueblo “nace” (en el caso en que no existe el de acta de fundación como es el caso de Tapiales), y mas aun, existen numerosas definiciones de lo que se denominaría “pueblo”, parece atrevido dar una fecha exacta de nacimiento, correspondiendo si marcar un periodo delimitado por dos años: 1908 y 1910. Ese es el lapso en que Tapiales, la localidad matancera nació y el que debe difundirse.

Referencias

3 Corso, Alfonso ( 1979) Primera Historia Completa del Partido de la Matanza”, San Justo, Municipalidad de La Matanza. 

4 Autor Anónimo, “Anuario Comercial Agrícola Ganadero C.G.B.A”, Buenos Aires, 1935. 

5 Escritura de venta testamentaria de Magdalena Ramos Mejia de Elia a la empresa Inmobiliaria Franco Argentina, diciembre de 1905.

¿Cuándo nació Madero?


Por la redacción de Madero Informa.

La historia siempre se renueva. Esto, que parecería una paradoja, no es sino el fruto de nuevas interpretaciones que los estudiosos realizan sobre los hechos del pasado. Y es también, lo que la vuelve atrayente.

Pero nunca debe olvidarse que “estas historias” se asientan en datos concretos, ocurridos en un tiempo y espacio, y que deben ser certeros e incuestionables. Pueden varias las interpretaciones, pero no los hechos en sí.

Lamentablemente la Historia Argentina se encuentra plagada de datos erróneos y esto obedece a que se toman viejas investigaciones y, tal si fuesen medios de comunicación incuestionables, se reiteran y replican sus falacias una y otra vez, hasta que la reiteración continua los terminan convirtiendo en “ciertos”, instalándose como verdades que no son tales. Y es así como desde los libros de célebres historiadores hasta los manuales escolares y desde wikipedia hasta libros de autores de dudosa reputación, presentan una y otra vez los mismos errores, las mismas equivocaciones, los mismos yerros. Y es que lamentablemente, salvo honrosas excepciones, la Historia Argentina atraviesa un momento donde “paga más” el escribir que el investigar, el replicar que el recurrir a las fuentes.

Para ejemplificar lo dicho, tomaremos el caso de aquel personaje de la historia al que debe su nombre Ciudad Madero: Francisco Bernabé Madero.

No ahondaremos en esta ocasión demasiado en su biografía o en aquellos hechos que lo hicieron trascender la historia. Para presentarlo digamos, sencillamente, que Madero debe su denominación a la memoria de este hombre que llegó a ser Vicepresidente de la Argentina (secundando a Julio Argentino Roca en su primera presidencia) hombre de gran fortuna, ferviente antirosista, Presidente de la Sociedad Rural y que supo casarse con Marta, hija de Francisco Ramos Mejía, hombre que en la historia del acaparamiento de tierras en pocas manos que marcó a fuego el desarrollo de nuestra historia, supo tener una chacrita de pácticamente toda La Matanza. Marta, la esposa de Francisco, heredó, entre otros, el territorio de lo que hoy se conoce como Ciudad Madero, denominada así en nombre de su esposo.

Y aquí es necesario aclarar lo que comúnmente es un error, replicado muchas veces hasta por organismos oficiales que suelen denominarla “Villa Eduardo Madero”, cuando dicho Eduardo era en realidad sobrino de Francisco y que supo alcanzar renombre en una zona “más bacana” como lo es Puerto Madero, que sí debe su nombre a él. 

Yendo a nuestro hombre, su nombre completo era Francisco de Paula Fortunato Estanislado Manuel de la Concepción ¿Y el Bernabé se preguntará usted? Pues ese, era en realidad su apellido; Francisco tenía lo que llamamos un apellido compuesto: “Bernabé y Madero”, que acompañó a la familia desde el siglo XVII. Y fue el mismo Vicepresidente quien optó por no usarlo, firmando los documentos, generalmente, como Francisco B. Madero, utilizándolo en la práctica como segundo nombre. Si no hubiese sido por esa decisión de Francisco (si tú tienes la dicha de haber nacido por estos pagos) hoy día cuando alguien te preguntase de dónde eres, tu respuesta no sería “Soy de Madero” sino “Soy de Bernabé”.

Francisco era hijo de Juan Nepomuceno José de Bernabé y Madero, nacido en Potosí (actual Bolivia); villa a la cual el padre de éste se había dirigido desde España para dedicarse al lucrativo negocio de la plata. Juan José se instaló luego en Buenos Aires, administrando sus negocios y codeándose con lo más “chic” de la sociedad porteña como los Ramos Mejía, los Rivadavia y los Belgrano. Viajó luego a Europa, se casó en Cádiz con Maria del Carmen Viana y tuvieron 5 hijos (algunos en España y otros acá); el menor: Francisco.

¿Cuándo nació Francisco? Veamos que dicen diversos y renombrados estudiosos:

– “Francisco de Bernabé y Madero, nació en el año 1816, hijo de un noble español Don Nepomuceno José de Bernabé y Madero y de Doña María del Carmen de Viana”. (1)

– “Francisco Bernabé Madero, Hacendado y Político, Nació en Buenos Aires, el 12 de octubre de 1816” (2)

– “Francisco Bernabé Madero – Hacendado – Nació en Buenos Aires el año 1816” (3)

– “Francisco B. Madero, nació en Buenos Aires el 14 de octubre de 1816” (4)

– “MADERO, Francisco Bernabé, 14 octubre 1816” (5) 

– “n. en Bs. As. El 15-10-1815” (6)

Como vemos, hay discrepancias. La mayoría lo da por nacido en 1816. Los que ponen el mes, coinciden en que fue en octubre, aunque algunos aventuran el 12, otros el 14 y otros el día 15. Pero… ¿quién tiene la razón? Ninguno.

Recordemos que para esos años no existía algo así como un Registro Civil donde se asentaban los nacimientos de los niños. El único “organismo” que realizaba alguna inscripción era la Iglesia, en sus actas de bautismo, las que tienen la validez legal de lo que hoy equivaldría a una Partida de Nacimiento.

Pues bien, Francisco fue bautizado en la Iglesia de Nuestra Señora de la Merced el día 16 de octubre de 1815 y según consta allí, nació el día 14. Y como para que no queden dudas presentamos aquí, por primera vez, la Partida de Bautismo de quien fuera Vicepresidente de la Argentina y que dio su nombre a Ciudad Madero.

Transcripción:

En diez y Seis de Octubre de mil ochocs. quince con mi licencia: el Sor. Don Dm. Domingo Estanislao Belgrano Dignidad de Chantre de esta Santa Yg. Cathedral bautizó solemnemte. a un párvulo qe. nació antiyer; y se llamó Franco. de Paula Fortunato Estanislado Manuel de la Concepcion hijo legitimo de D. Juan de Bernave Madero natural de Potosi; y de D. Maria del Carmen Viana natural del Puerto de Santa Maria; fueron sus padrinos: el Sor. Alcalde de 2º Voto Dn. Franco. Belgrano; y D. Josefa Acevedo quienes quedaron advertidos de las obligs. q contrahian;  y por verdad lo firmo =

Dn. Julian Segdo. de Aguero 

Como vemos, fue bautizado el día 16, habiendo nacido “antiyer”

Como nota de color, digamos también que tanto el Sacerdote que lo bautiza (Domingo Estanislao Belgrano) como su padrino (Francisco Belgrano) eran hermanos del creador de la bandera Manuel Belgrano.

Va entonces, este humilde aporte a fin de contribuir a subsanar un pequeño error que arrastran los libros de Historia de los últimos 150 años.

REFERENCIAS

1) Viviana E. Mastrogiácomo: “La Empresa Ferrocarril del Sud, el Estado Nacional y los terratenientes” En: Manuel Torres Cano. Historias ferroviarias al sur del Salado. P.73  EUDEM (Universidad Nacional de Mar del Plata). 2008

2) Vicente Osvaldo Cutolo “Buenos Aires: historia de las calles y sus nombre” Tomo I Ed. Elche (1988) P.749

3) Enrique Udaondo: “Plazas y calles de Buenos Aires (1910) P.61

4) José María Rosa: “Historia Argentina” Tomo V Ed. Clasa (1981) P.836

5) Comisión de Estudios Constitucionales: “Materiales para la reforma constitucional” (1957) P.66

6) Fernando M. Madero: “El Marquesado de Haro” En: Instituto Argentino de Ciencias Genealógicas: “Genealogía” N.º 22 (1987) P.59