Lomas del Mirador: Matan a jubilado a golpes

Trabajaba como remisero con su viejo Ford Falcon para los vecinos del barrio, en Lomas del Mirador. Le pegaron en la cabeza y le robaron plata y una pistola

Advertisements

28 de agosto de 2017

Por la redacción de Clarín

A Donato Matozza (77) todos los recuerdan como un hombre amable que solía sentarse al sol, en la vereda de su casa, siempre con una sonrisa. La noticia de su muerte conmocionó a todos en Lomas del Mirador, partido de La Matanza. “Tito”, como todos lo llamaban, estaba jubilado y trabajaba como remisero de los vecinos conocidos del barrio. Falleció el viernes a la madrugada cuando dos hombres entraron a su casa a robar y luego también a la de su cuñado, que vive en el fondo. Según el resultado preliminar de la autopsia, lo mataron de un golpe en la cabeza.

“Tito” vivía solo en una pequeña propiedad de la calle Alcorta 3825, casi esquina Hornos, en Lomas del Mirador. Hace unos siete años que murió su esposa, Mirta. Estaba jubilado pero nunca quiso dejar de trabajar. En su viejo Ford Falcon hacía viajes como remisero para los vecinos del barrio que se pasaban su número de boca en boca.

Qué tristeza. Y mucha indignación. Pobre Tito, era el remisero del barrio. Todos lo conocíamos, tan buena persona, tan trabajador. No puedo creer que le hayan hecho esto. Un hombre grande, que seguía trabajando”, lamentó Gabriela, una vecina en redes sociales.

Florencia, otra de sus pasajeras, coincidió: “Justicia por Tito Matozza. Esto no puede quedar así, estoy indignada, pobre Tito. Era una gran persona”.

En el fondo del terreno había otra casa, en la que vive su cuñado, de 73 años. Él es evangelista y colabora con jóvenes en situaciones de vulnerabilidad o con problemas de adicciones. Los ayuda leyéndoles la Biblia, invitándolos a comer o prestándoles la tarjeta SUBE para que puedan trabajar. Esa actividad preocupaba a los hijos de “Tito”, que temían por la seguridad de ambos. Ese miedo se transformó en angustia el viernes a la madrugada.

Fue cerca de las 2.30 cuando intentaron barretear la ventana de la reja blanca de la casa de la calle Alcorta. Los investigadores sospechan que los ladrones conocían el lugar porque fueron directamente a la ventana de una habitación vacía.

“Creemos que el hombre pudo haber escuchado los ruidos. Por eso abrió la puerta y se le metieron a la casa. Porque, a pesar de que rompieron la reja, no entraron a la vivienda por ahí. O lo hicieron por los techos o lo empujaron adentro cuando la víctima les abrió”, contaron a Clarín fuentes a cargo de la investigación judicial.

Los asaltantes estuvieron dentro de la casa pocos minutos. Se llevaron plata y algunas pertenencias. “La sospecha es que tenían información de algún dinero o que buscaban algo puntual porque no se robaron electrodomésticos. Se llevaron una pistola calibre 22 que tenía la víctima, dejaron una escopeta que estaba al costado de la cama y revolvieron todo”, detallaron las mismas fuentes.

A Donato lo golpearon fuerte en la cabeza y esa contusión le “produjo una hemorragia interna que lo llevó a la muerte”, según estableció el informe preliminar de la autopsia.

Durante las primeras horas creyeron que se había tratado de un infarto, producto de los nervios del asalto, pero luego confirmaron que el golpe lo mató.

El cuñado de “Tito” escuchó los gritos en la casa de adelante y salió a ver qué pasaba: allí lo sorprendieron los dos hombres encapuchados que lo golpearon, entraron a su casa y también le robaron. Según el testimonio de este hombre, tenían las caras tapadas y usaban guantes, por lo que no pudieron encontrar huellas en el lugar del hecho.

Ahora la Policía intentará identificarlos a través de las imágenes de cámaras de seguridad privadas del barrio, porque las de la Municipalidad están a 300 metros del lugar.

La causa quedó caratulada como homicidio en ocasión de robo y está a cargo del fiscal José Luis Maroto, de la UFI especializada en homicidios de La Matanza.

Villa Madero: Comenzaron los alegatos en el juicio por la muerte de Lisandro Baladán

La familia del niño que fue atropellado por un conductor que circulaba en contramano, en Ciudad Madero, valoró que el Tribunal decidiera retomar el juicio.

9 de agosto de 2017

Por la redacción de el1digital

Luego de la nulidad del juicio por la muerte de Lisandro Baladán, un chico de ocho años que fue embestido por Diego Gerbautz, quien circulaba en contramano en mayo de 2015, el Tribunal Oral en lo Criminal N° 3, de San Justo, dio comienzo a un nuevo juicio. De esta manera, se volverán a escuchar los alegatos de testigos y, en esta ocasión, también la del acusado.

“Estamos devastados por la situación… es muy doloroso volver a escuchar a los forenses cómo fue el episodio y cómo dejaron a mi hijo tirado en la calles. Yo perdí a mi nene, mientras que este hombre está suelto”, contrastó la madre de la víctima, Cecilia Figueroa, en diálogo con El1 Digital.

Según Figueroa, el juicio fue suspendido en cuatro oportunidades donde “los magistrados alegaron enfermedad y, en algunas ocasiones, la defensa pidió licencias para rearmar estrategias”. “Se tuvo que empezar todo de cero y se pidió que la carátula sea Homicidio simple. Para él es un trámite; a mí, me sacaron a Lisandro”, mencionó.

“Lo que estamos pasando potencia la ira y el dolor que tenemos, porque volvemos a vivir todo. Parecería que los derechos de la víctima no están reflejados, porque se tiene en cuenta las declaraciones de la defensa y no la nuestra”, protestó, y adelantó que la sentencia se leerá en, aproximadamente, diez días.

Villa Madero: Capturan a un prófugo por robo

4 de agosto de 2017

Por la redacción de online-911


La PFA detuvo a un hombre acusado de robo agravado por el uso de arma de fuego y prófugo desde el 2014.

El prófugo es un hombre de apellido Sotomayor y 24 años de edad, quien registraba una detención ordenada por el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 5 a cargo del Dr. Adrián Pérez Lance, por el delito de robo a mano armada.

Las pesquisas, llevadas a cabo por personal del departamento de Inteligencia Contra el Crimen Organizado de la Policía Federal, fuerza dirigida por Néstor Roncaglia, determinaron que este hombre se encontraba residiendo en la localidad bonaerense de Villa Madero.

De esta manera, el personal policial realizó vigilancias encubiertas por la zona, durante varios días. Finalmente, ayer en las inmediaciones de las calles Costa Rica y Coronel Suárez, lograron visualizar a un sujeto con las mismas características que el prófugo buscado.

Al recibir la voz de alto por parte de los policías para proceder a identificarlo, el sospechoso emprendió la fuga a la carrera, pero fue perseguido y alcanzado por los efectivos. El delincuente se trabó en lucha con los uniformados, quienes lograron neutralizar la agresión y reducirlo en la intercepción de las calles Olavarría y Agrelo, Villa Madero.

Ciudad Evita: Le mataron a la hija y ahora, por un error en un documento, le niegan la custodia de su nieta

Por Gastón Rodríguez para La Nación

El drama de Magnolia de Jesús Saldívar Zanabria comenzó el 9 de febrero pasado, cuando un hombre mató a una de sus hijas en una casa de Ciudad Evita. Ese día, Camila Cabrera, de 20 años, enfrentó a la pareja de su hermana: un tipo violento que se intoxicaba con alcohol y que la apuñaló en el pecho. Hoy, aún abrumada por esa pérdida, Magnolia soporta un castigo extra: un error en el acta de defunción de Camila le impide tener la custodia legal de su nieta.

Magnolia tiene 47 años y es paraguaya. Desde hace unos años se acostumbró a vivir con la mitad de su familia: después de la separación conyugal volvió a Asunción con los dos varones, más chicos, mientras que el padre se quedó en la Argentina con las tres hijas mayores. Regresó a La Matanza en cuanto supo de la peor noticia que podía escuchar.

“Yo miraba en la televisión casos así y pensaba «¡pobre gente, lo que debe estar sufriendo» y nunca imaginé que me podía pasar a mí. Cuando te ocurre quedás shocke- ada, pero tuve que venir a Buenos Aires porque mi nieta me necesitaba”, confesó Magnolia a la nacion.



Camila tuvo dos hijos: Abril, de cuatro años, y Nazareno, de uno. “Al bebe -continúa la mujer- se lo llevó el padre argumentando que no quería que tuviera relación con una familia de asesinos, pero el que mató a Camila no tenía nada que ver con nosotros: apenas era la pareja de una de mis hijas. Abril está conmigo porque el padre [un viejo novio de Camila] nunca se hizo cargo de ella, pero no puedo tener la custodia legal de mi nieta porque en el acta de defunción escribieron mal el número de DNI de mi hija. Termina en 12 y pusieron 21. Lo invirtieron.”

Magnolia debió pagar otra vez el trámite y le avisaron que el nuevo certificado de defunción demoraría al menos seis meses. En todo este tiempo, además, no pudo cobrar el subsidio de la Anses que le corresponde por su nieta. “En la cochería no se hicieron cargo del error, me dijeron que era un tema del Registro Civil. El 9 de agosto se van a cumplir seis meses de la muerte de mi hija y todavía no soy la tutora legal de mi nieta.”

Magnolia insiste en que tuvo que abandonar toda su vida en Paraguay para venir a la Argentina y hacerse cargo de la niña. Desde entonces se pasa los días recorriendo organismos judiciales pidiendo justicia por su hija (la familia de Camila se queja de que no les han brindado ninguna información sobre la causa; dicen, incluso, que desde la fiscalía de Homicidios de La Matanza les informaron que no necesitaban abogado), reclamando la tutoría de su nieta y luchando para volver a tener contacto con su nieto más chico.

“Acá no tengo trabajo y no puedo comprarle a mi nieta ni las zapatillas para que vaya al jardín”, dice.

El de Camila no fue el primer femicidio en el barrio 22 de Enero, de Ciudad Evita. En abril de 2015, Karen Arias, de 16 años, fue asesinada de un tiro en la cara por su novio, Facundo Rodríguez, que hace un año fue condenado a 24 años de prisión.

“Víctor le hincó a tu hermana”

El calor de febrero aplastaba el ánimo de los vecinos del barrio 22 de Enero. Víctor Federico Illia se resistía bebiendo una botella tras otra de cerveza. Como cada noche que tomaba, se puso agresivo. Noelia, la hermana mayor de Camila, no lo soportó más y se cruzó a la casa donde vivían las hermanas y el padre para buscar ayuda. Encontró a Camila cocinando y le contó que esa misma noche sacaría todo lo que pudiera de la casa para irse. Camila se ofreció a acompañarla. Tenía pensado volver rápido porque había dejado a Abril bañándose.

“Cuando llegaron a la casa, Víctor las estaba esperando con una cuchilla grande en cada mano. «¿Qué hacés vos acá?», le lanzó a Camila. Ella le respondió que se iban a llevar las cosas de Noelia. No bien terminó de decirlo, él la apuñaló en el pecho. No le dio tiempo a nada. El cuchillo llegó directo al corazón”, cuenta a la nacion Sofía, la hermana del medio.

Sofía tiene 22 años -dos más que Camila y cinco menos que Noelia- y no hay un día en que no piense que todo pudo haber sido distinto. “Esa noche Noelia me fue a buscar a mí porque tenía más relación conmigo, pero me había ido a cenar a lo de mi comadre. Cerca de las diez, mi padre me llamó y me dijo «Víctor le hincó a tu hermana». Fui volando a la casa pensando que le había pasado algo a Noelia, pero cuando llegué vi un charco de sangre y, justo al lado, las ojotas de Camila.”

Noelia alcanzó a sacar a su hermana agonizante a la vereda. Un vecino que pasaba con el auto las llevó hasta el Hospital Alberto Balestrini. Cuando la chica ingresó en la guardia ya estaba muerta.

“A Víctor le gustaba tomar y cuando se ponía borracho le pegaba a mi hermana y la amenazaba con que iba a matarla. Después de apuñalar a Camila se quedó sentado en la casa; los vecinos lo rodearon para que no se escapara mientras esperábamos a la policía. Él ni lo intentó. Incluso se reía”, recuerda Sofía.

Illia está detenido, acusado de homicidio mediante violencia de género agravado por el vínculo, y de tentativa, en el caso de Noelia, a la que hirió en el brazo mientras arrastraba a su hermana a la calle.

Unos días después del hecho, Noelia decidió volver a Paraguay. La convencieron las reiteradas amenazas que recibió de parte de la familia de su ex pareja. La acusan de ser la responsable de que Víctor Illia esté detenido, a la espera de un juicio oral en el que puede ser condenado a reclusión perpetua.

El mismo barrio, otra mujer asesinada

Karen Arias era alumna de la Escuela Media N° 8, tenía 16 años y un noviazgo violento. Facundo Rodríguez, dos años mayor que ella, la celaba, la perseguía. Cuando la chica le dijo que quería terminar la relación, él no lo soportó y la asesinó de un tiro en la cara.

Tras ser detenido, declaró que aquel 21 de abril de 2015 “jugaban” con una pistola que “se disparó accidentalmente”. En julio de 2016, el Tribunal Oral en lo Criminal N°3 de San Justo condenó a Rodríguez a 24 años de prisión por homicidio agravado por el vínculo y por la utilización de un arma de fuego.

Karen jugaba al fútbol, pero al empezar a salir con Rodríguez dejó de hacerlo. Él la llevó a alejarse de sus amigas y le prohibió tener cuentas en las redes sociales. A veces aparecía golpeada; decía que eran “accidentes”.

Reclaman más vigilancia en Villa Madero

20 de julio de 2017

Por la redacción de Diario Popular

Vecinos de Villa Madero reiteraron su reclamo a las autoridades para que se incremente el patrullaje en una zona del distrito donde los delitos no parecen tener freno.

Los lugareños dan cuenta de una sucesión de robos a mano armada, que tienen como uno de los principales blancos a los automóviles- y de arrebatos, que ocurren a toda hora, provocando mucho temor.

Anoche mismo, por ejemplo, una pareja que caminaba por Thompson entre Constituyentes y Paunero, advirtió que un joven con campera y capucha negra y un cuchillo en la mano se desplazaba a pie con llamativa lentitud, en una actitud que parecía esperar sorprender a algún peatón.

Los maderenses no se quedan quietos y mantienen permanentes encuentros y deciden acciones para hacer frente al delito y al riesgo de que sume víctimas a las ya existentes.

Encuentro de vecinos

Por esa razón, días atrás se realizó un nuevo encuentro del Foro Vecinal de Villa Madero en el Club El Fortín de Tapiales, donde se analizaron las estadísticas elaboradas a partir de las denuncias que ese nucleamiento tiene en la red social Facebook y el próximo funcionamiento de la totalidad de 75 alarmas barriales instaladas.

Pero según el testimonio de los habitantes de la ciudad limítrofe con la Capital Federal, la actividad delictiva no se frena, y una prueba concreta es que el sábado poco antes de las 20 cuatro sujetos a punta de pistola le robaron un Peugeot 206 gris en Aráoz y Thorne a su propietario, que no resultó lesionado.

El hecho fue llamativo, ya que ocurrió a pocos días del robo de otro automóvil, un Peugeot 308 negro. Los delincuentes ingresaron luego a Capital y se enfrentaron en el barrio de Villa Luro con la Policía de la Ciudad, en un enfrentamiento que arrojó un delincuente muerto y dos efectivos lesionados.

También el sábado, pero poco antes del mediodía, el céntrico cruce de Vélez Sarsfield y Blanco Encalada fue escenario de un intento de asalto: un sujeto amenazó a un hombre con un arma de fuego para que le entregara las pertenencias, pero resultó ser un policía de civil, que se identificó y logró herir al delincuente. Según trascendió, había recuperado la libertad unos días antes.

Por otra parte los vecinos se quejan del accionar de los motochorros, y puntualmente en la salida de la estación de trenes de la Línea Belgrano Sur (LBS), en la parada de la línea de colectivos 103 que está en el lugar, y también en los pasillos que permiten acceder a los andenes, que “no sólo se llevan las pertenencias, sino que golpean a las víctimas”.

Y otro punto de preocupación es el vandalismo que sufrió en los últimos días en el Paseo Manuel Estrada, que los propios vecinos construyeron en el ramal levantado de la línea Sarmiento que unía Tablada con Mataderos, entre Blanco Encalada y Murature: quemaron desperdicios por la noche cerca de un grupo de juegos para chicos -como sube y baja- afectándolos y dañando el parquizado.  

Atraparon a un peligroso asaltante en La Tablada

18 de julio de 2017

Por la redacción de El1Digital

Días atrás, en La Tablada, la comisaría de Lomas del Mirador aprehendió a un hombre vinculado con un reciente episodio delictivo en que, de acuerdo a las sospechas de los investigadores, había actuado como agresor, según indicaron fuentes policiales a El1 Digital.

En rigor, se trata de una persona señalada por el delito de “Robo agravado por el uso de arma de fuego”, agresión cometida en alrededores de la antedicha zona de La Matanza.

Al respecto de la detención, los voceros explicaron que fue realizada en una vivienda situada a pocos metros de la esquina de las calles Alicia Moreau de Justo y Segurola, y que los efectivos a cargo de esa captura operaron tras una orden expedida por el Juzgado de Garantías N° 1 del Departamento Judicial de La Matanza.

Justamente, fue esa sede judicial que, previamente, avaló las tareas de inteligencia e investigación que efectuaron los uniformados. Gracias a este trabajo, se pudo determinar la autoría del hecho, de acuerdo a los informantes.

Cabe señalar que la aprehensión del sospechoso fue efectuada por policías de la comisaría de Lomas del Mirador ya que esa sede tiene jurisdicción en una porción del territorio de la vecina localidad de La Tablada.

Cayó “La Bruja” narco de Lomas del Mirador

Tras 7 allanamientos realizados en la Villa Santos Vega la policía secuestró 1000 dosis de paco, 14 Kilos de marihuana, 500 gramos de cocaína, dinero, celulares. Hay 8 personas detenidas.

18 de julio de 2017

Por la redacción de Matanza Digital

Tras 7 allanamientos realizados en la Villa Santos Vega ubicada en la localidad de Lomas del Mirador, la policía detuvo a “La Bruja”, una líder narco que vendía paco, marihuana y cocaína.

En total se secuestró 1000 dosis de paco, 14 Kilos de marihuana, 500 gramos de cocaína, dinero, celulares. 8 personas fueron detenidas.

Según las fuentes, la mujer de 30 años ya había estado presa por vender droga en el mismo barrio y había sido apodada así porque realizaba brujería en los bunkers de las bandas rivales para quedarse con el negocio.

En su casa se secuestraron estampitas de santos, tridentes, velas, copas, cuchillos, instrumentos de percusión y algunas ofrendas, como perfumes, dinero y cigarrillos.
Varios de estos elementos fueron encontrados en una propiedad que la organización usaba para guardar y fraccionar la droga.

La “Bruja” no solo hacía magia negra para el mal sino que también hacía “Trabajos” de protección a toda la banda para no ser detenidos.

La venta se realizaba las 24 horas del día. Desde las 9 de la mañana hasta las 21 vendían en sus domicilios y a la noche los satélites eran los encargados de vender por el barrio. La marihuana costaba 50 y 100 pesos según su tamaño. Mientras que la dosis de paco la cobraban 50 pesos y la cocaína 150.


MIRÁ EL VIDEO

https://www.youtube.com/watch?v=m-oeIbSll1c